ESTADO SANITARIO DE LOS CITRICOS. INFORME DE SANIDAD VEGETAL.

Primera detección de Cotonet de Sudáfrica (Delottococcus aberiae)

Semana 10 ( Del 1 al 7 de marzo de 2021)

A petición de la Oficina Comarcal Agraria de Mula, la semana pasada visitamos una explotación de naranjo
situada en el paraje de la Arboleja, Término Municipal de Mula,     para estudiar la posible presencia del cotonet de
Sudáfrica en la misma, al detectarse frutos que presentaban algunas deformidades anómalas las cuales podían
encajar con los daños que esta plaga produce, a tenor de las información disponible procedente de la Comunidad
Autónoma de Valencia donde llevan varios años con este grave problema.


Una vez revisados in situ los daños y recogida una muestra de ellas, de la que pudo extraerse un ejemplar vivo de hembra para su identificación, pudimos constatar que se trataba de esta especie y no de otras de ese grupo. Se sospecha que su introducción en esta zona tan alejada de los límites de la Región con otras provincias limítrofes se ha debido a que la cosecha de dicha parcela ha sido comprada y recolectada por empresas de la Comunidad Valencia
con anterioridad, por lo que probablemente su introducción accidental pudo deberse a la presencia de algunos
ejemplares en las cajas de recolección utilizadas. De hecho, éste es precisamente unos de los medios de difusión que se ha identificado por los investigadores en las zonas hasta ahora afectadas.


Esta especie de cotonet es muy parecida a otras existentes en el Sureste, en particular a Planococcus citri, que es la especie presente en nuestros cítricos. Las hembras adultas de D. aberiae poseen forma ovalada (de 2,5 a 5 mm de longitud y 2 a 3 mm de anchura, tienen una coloración variable, con tonos desde grisáceos a rojizos, cubiertos por una capa cerosa blanquecina. A diferencia P. citri, el último par de filamentos anales es algo más largo que los
otros que rodean el cuerpo, con una longitud aproximada de una cuarta parte de la longitud de su cuerpo. Cuando entra en estado de gestación, el ovisaco se sitúa debajo del abdomen y, a diferencia de otros pseudocóccidos, puede producir varios ovisacos de los cuales se separa. Las ninfas hembras de primer y segundo estadío son ovaladas, de coloración rosada o anaranjada, oscureciéndose con el tiempo. Ya en su tercera evolución pueden distinguirse más
fácilmente por sus últimos filamentos más largos, así como por la ausencia de línea dorsal marcada (zona sin cobertura cerosa) a lo largo del cuerpo que si posee P. citri. Los machos adultos alados son también muy parecidos con P. citri, si bien estos son de un color ligeramente algo más anaranjado claro o marrón rojizo y con las alas traslucidas. Estos pueden ser capturados con una feromona sexual específica para esta especie.

Respecto a los daños que produce, centrándonos en lo más importante, que serían los directos sobre frutos,
a diferencia de otros pseudocóccidos, este nuevo cotonet provoca también la deformación y/o reducción del
tamaño de éstos, produciendo por tanto una perdida elevada o total del valor comercial. Aunque inicialmente se
halló en la Comunidad Valenciana sobre naranjo y mandarino, en realidad todas las variedades de cítricos son
sensibles a su ataque, si bien los tipos de daños parecen ser distintos en función de la variedad. En limonero no se
han descrito los daños dada la reducida importancia de ese cultivo para las zonas hasta ahora afectadas.

Según estudios realizados en la C. Valenciana en mandarinas clementinas e híbridos, los daños se empiezan a
producir desde el estado de flor, produciendo hasta un 70% de frutos deformados, mientras que el frutito no alcanza
los 2,5-3 cm, tamaño a partir del cual no se producen deformaciones. Por tanto, se puede considerar ese periodo
como el más crítico a la hora de su control.
Respecto a su biología, D. aberiae presenta numerosas generaciones a lo largo del año, alcanzando su máximo
poblacional en los meses de mayo y junio, por lo que estos no coinciden con el momento en el que se perciben los
primeros daños. Las ninfas suelen fijarse en zonas resguardadas de los frutos como el cáliz, el ombligo (en naranjas
del grupo Navel), o entre frutos que están en contacto (en pomos), aunque también puede localizarse en hojas y
ramas. Durante el estado adulto, entre los meses de marzo y mayo, se ha observado que algunas hembras migran a
la base del tronco y suelo con la finalidad de realizar la puesta de los ovisacos.


A pesar de su dificultad de control hasta la fecha, en este último par de años se ha avanzo bastante en este aspecto, disponiendo de diferentes métodos de control los cuales puede usarse de forma independiente ointegrados preferentemente:


Lucha biológica. 

Por un lado, tenemos la posibilidad de potenciar las poblaciones naturales del depredador Cryptolaemus montrouzieri, el cual puede alimentarse de este cotonet de la misma forma que ya lo hace para otras especies de cotonet. Como enemigo más específico, recientemente el MAPA ha autorizado el uso de una especie de
Anagyrus introducida desde Sudáfrica, en cuyo país parasita de forma natural a D. aberiae. Según parece en los ensayos realizados en C. Valenciana, los resultados son bastante prometedores, si bien su producción a gran escala se encuentra aún en proceso de desarrollo por lo que no está disponible comercialmente en estos momentos.


Lógicamente, en caso de querer utilizar estos insectos deberemos ser muy cuidadosos en la utilización de productos
fitosanitarios que puedan interferir negativamente en su supervivencia y multiplicación dentro de la plantación.

Trampeo masivo. 

Actualmente, ya existen en el mercado trampas para la captura masiva (atracción y muerte)
de esta especie junto con piojo rojo de California y P. citri (trampa trivalente). Con estos dispositivos se persigue
reducir las poblaciones de la plaga, pudiéndose alcanzar niveles medios o altos de reducción en función del nivel de
ataque que esté soportando la parcela. Se deberán colocar durante los primeros días del mes de febrero haciendo
un seguimiento quincenal de las poblaciones hasta finales de octubre. El problema actual con este sistema es que la
fabricación aún no parece estar en disposición de suministrar la demanda actual, aunque esperamos que eso cambie
en un breve espacio de tiempo.

Tratamientos fitosanitarios.

 En función de los muestreos realizados desde la caída de pétalos e inicio del cuajado, se recomienda realizar en primavera una intervención química cuando el porcentaje de frutos ocupados
supere el 10-12%. A partir de ahí, se continuarán vigilando los frutos en crecimiento hasta que alcancen 3-4 cm, repitiéndose el tratamiento si se vuelve a superar este porcentaje. Los tratamientos se realizarán con alguna de las materias activas autorizadas: aceite de parafina, acetamiprid, azadiractin, deltametrin, lambda cihalotrin,
piriproxifen, spirotetramat y sulfoxaflor. Debe tenerse en cuenta la eficacia según el estadíos, el sistema de producción, así como la compatibilidad con otras medidas aplicadas, por lo que conviene asesorarse por especialistas. Es muy importante que la zona interior del árbol deberá ser también mojada por el producto, asi como alternar entre las materias activas autorizadas con distinto modo de acción, con el fin de evitar la aparición de
resistencias.


Adicionalmente a estas medidas de control, debemos añadir otras de tipo preventivo que servirían para limitar o reducir la expansión de plaga a otras zonas productoras:


Control de hormigas. 

Como sucede en P. citri y otras cochinillas, las hormigas tienen una relación muy estrecha
con algunos insectos chupadores como pulgones o algunas cochinillas, actuando como protectoras de las mismas.
Por ello, su control es muy importante en esta plaga también.

Para ello, además de productos con cebo atrayente usados tradicionalmente, también existen en el mercado
otros de tipo pegajoso para untar en los troncos del arbolado, de forma que tanto las hormigas como el propio
cotonet en sus movimientos por la planta puedan quedar atrapados.

Higiene y organización. 

Debido a la facilidad de caída o desprendimiento de estos insectos cuando se manipulan los frutos o el ramaje, y también a la capacidad de sus ovisacos para adherirse a muchas superficies, se
recomienda que las labores de cultivo y cosecha estén organizadas de manera que, tras la entrada en una parcela con presencia de la plaga, no se acceda a otra en la que no esté presente la misma sin aplicar una estricta limpieza y desinfección o cambio de ropa, material y equipamiento (p.e. cajas de recolección).
Para terminar, no queremos dejar pasar la oportunidad para agradecer a la OCA de Murcia y, en especial, a
su técnico Francisco García Monreal por su colaboración con este Servicio, y gracias a cuya diligencia ha podido ser
detectado esta nueva especie de cotonet en nuestra Región.


Lepidópteros


Atendiendo a los controles realizados la semana pasada, aunque muy levemente la mayoría de lepidópteros
(Prays, Cacoecia, Criptoblabes o Anatrachyntis) están reiniciando tímidamente su actividad, aún a niveles muy bajos
y sin ninguna afección relevante. En alguna plantación de naranjo se encuentran niveles más altos de Cacoecia pero
como decimos de forma general, su afección en frutos es insignificante como viene sucediendo en los últimos años.
Mientras, en el caso de la polilla del limonero, se mantienen los mismos niveles de capturas de las últimas semanas
prácticamente iguales. En cualquier caso, las precipitaciones de estos últimos días, unido a la bajada de
temperaturas, va a ralentizar a buen seguro esa actividad en gran medida, al menos mientras duren estas
condiciones que le son bastante desfavorables.

Pulgón


De momento, a falta de una mayor actividad vegetativa del arbolado, siguen sin observarse focos de pulgón
o su presencia es muy testimonial.


Aguado


Las precipitaciones de cierta intensidad de estos días aumentan notablemente el riesgo de daños por aguado en las parcelas que aún no han sido recolectadas. En aquellas parcelas que ya tenían un cierto grado de afección,cuando las condicionen mejoren se deberían plantear realizar un tratamiento con productos a base de cobre.


Ácaros


Persisten algunos focos en los que se observa actividad y presencia de puestas especialmente sobre los frutos
que aún puedan quedar en los árboles. En estos momentos y, más aún con el tiempo húmedo, no tienen especial transcendencia, pero debemos tener claro que en cuento se instale un tiempo más soleado y seco, su actividad irá incrementándose por lo que habrá que estar atentos más adelante. En las plantaciones que vienen sufriendo problemas en campañas anteriores sería recomendable variar la estrategia de tratamientos químicos para incluir el
uso de ácaros depredadores mediante sueltas o alternativamente ayudarlos en su instalación.


Piojo blanco


Su actividad es cada vez más palpable, con presencia de formas móviles y hembras ocupadas (estado H3), con huevos y larvas emergiendo de los escudos. En estos momentos, la colonización de frutos comienza a ser alta.


La utilización de parásitos, tales como Aphytis melinus, unido a otros depredadores y parasitoides autóctonos
van a ayudarnos a su control, al igual que con la aplicación de determinadas prácticas culturales, tales como podas
que mejoren la ventilación y la penetración de los tratamientos fitosanitarios que posteriormente puedan ser
necesarios.

Servicio de Sanidad Vegetal
Dirección General de Agricultura, Industria
Alimentaria y Cooperativismo Agrario
Plaza. Juan XXIII nº 4 30.008 Murcia
Tlf. 968 36 54 39
sanidadvegetalmurcia@carm.es

 

ESTADO SANITARIO DE LOS CÍTRICOS. 
INFORME DE SANIDAD VEGETAL REGIÓN DE MURCIA. 

Semana nº 9 (del 22 al 28 de febrero de 2021)

La fenología de los cítricos evoluciona rápidamente. El grueso de brotaciones presentan crecimiento
vegetativo con desarrollo de elementos florales más o menos avanzados (estado C o 51-56 en escala BBCH), y
algunos de estos con la corola ya visible (D o 57-59), incluso puntualmente se observan flores abiertas en las zonas
menos cálidas o intermedias (F o 60). Mientras, en las zonas más avanzadas como el litoral o Campo de Cartagena
los estados D o F ya comienzan a ser predominantes dependiendo de la especie y variedad.


En estos momentos la floración de los cítricos es un gran atrayente
para los insectos polinizadores y para las abejas en particular, dada la profusión de flores que estos producen y, en especial, por la gran
cantidad de néctar que suministran. Ello, unido a que en muchas zonas pueda existir en esos momentos una cierta escasez de flores de flora espontánea, potencia aún más ese efecto atrayente.
Por todo ello, debemos recordar la importancia de extremar las
precauciones respecto a los tratamientos fitosanitarios en época de
floración, a fin de evitar la afección que estos pueden provocar en las abejas que en ese momento pueden encontrarse alimentándose en la flor de azahar. Por este motivo, lo primero es intentar restringir cualquier tratamiento en esa época.

En la mayoría de casos podemos realizar estos tratamientos en momentos anteriores o posteriores a la
floración. En relación con esto, normalmente plagas como los pulgones o trips, que afectan también a otros muchos
cultivos, no suelen representar un gran problema en cítricos, al menos a inicios de la primavera, y otras plagas
específicas como el minador, polilla del limonero o cacoecia, rara vez suelen producir daños muy intensos, sino más
bien sólo un ligero aclareo o afección en brotes, según casos. Por ello, podemos obviar o bien, alternativamente
retrasar esos tratamientos a un momento más propicio, lo cual ayudará también a la instalación de enemigos
naturales importantes en cítricos que nos ayudan a controlar otras especies más dañinas cono piojos, ácaros o mosca
blanca, puesto que en muchos casos estos necesitan tener algo de plaga de cual alimentarse o parasitar. Respecto
a tratamientos preventivos por hongos mientras no se den lluvias intensas tampoco tenemos en estos momentos
necesidad de realizarlos.


En cualquier caso, si finalmente se precisa realizar alguna intervención, deberemos utilizar solamente
productos fitosanitarios con el menor perfil ecotoxicológico para abejas (sobretodo evitar piretroides), aplicando el
producto preferentemente al atardecer, cuando las abejas se refugian en sus colmenas.


Otra medida importante a considerar, es evitar los tratamientos cerca de láminas de agua (incluso charcos),
puesto que las abejas pueden ir a beber a esos lugares.
Si además, existe presencia de hierba espontánea en floración en la plantación o sus linderos, o bien se
dispone de setos multifuncionales de conservación, debemos evitar igualmente cualquier tratamiento sobre esas
superficies dado que las abejas pueden estar en esas plantas también.


Respecto a los productos fitosanitarios usados, cada vez más existen alternativas con materias activas de
origen natural lo cual suele estar relacionado con la inocuidad para las abejas. Además, en algunas plagas
importantes hoy día contamos con trampas para realizar captura masiva, lo cual evita o reduce en gran medida la
necesidad de tratamientos químicos. Por último, en el caso de trampas tipo delta engomadas para realizar captura
y monitoreo del vuelo de adultos en lepidópteros, recordamos que el número permitidos es de 5 trampas por
hectárea. Estas trampas durante la floración pueden producir capturas importantes de abejas por lo que no debe
superarse ese número.


En el caso contrario, algunos productores buscan precisamente mejorar el cuajado de flores favoreciendo la
entrada en sus plantaciones de estos insectos polinizadores mediante el uso de atrayentes. A este respecto, debe
incidirse que cualquier producto formulado para su comercialización de este tipo debe estar registrado para ello
como cualquier otro fitosanitario, de forma que garantice que ese producto es adecuado y seguro, tanto para las
propias abejas como para otros insectos, usuarios, etc. Como excepción a esto tendríamos la práctica tradicional de
disponer algunas cantidades de suplementos alimenticios tales como siropes o melazas.

De forma general una recomendación fundamental es, intentar mantener una estrecha y cordial relación con
los apicultores, de forma que puedan ponerse lo más de acuerdo posible tanto en la localización de las colmenas,
como en los avisos por realización de alguna intervención que les pueda perjudicar. En este sentido, los apicultores
tienen un papel muy importante de cara a notificar a las explotaciones vecinas donde ubican esas colmenas,
debiendo identificarlas y advertirlas visualmente.


Por último, los productores deben tener en cuenta que ante cualquier aviso o denuncia que se produzca,
personal técnico de Sanidad Vegetal y de Sanidad Animal de esta Consejería se personarán en la explotación o
explotaciones sospechosas origen de problema, para la realización de tomas de muestras y verificar si se han usado
productos permitidos o si se han respetado las indicaciones de uso autorizadas para los productos que puedan ser
aplicados. Si el resultado final de esa investigación es concluyente en el sentido de una actuación no permitida,
puede suponer sanciones acordes con la gravedad de las actuaciones, aparte de posibles indemnizaciones por daños
y perjuicios. Estas situaciones no benefician a nadie por lo que productos y apicultores deben poner todo de su parte
para evitarlas.

Polilla del limonero


Las capturas de Prays citri se mantienen invariables con respecto a las dos últimas semanas. Como la plena
floración se va acercando en el limonero y ya comienzan a haber botones florales bien desarrollados, si las
temperaturas comenzasen a ser más elevadas con tiempo soleado, entonces sería probable que la plaga comience
a incrementar sus poblaciones. No obstante, habrá que ver cómo afecta a su evolución la bajada de temperaturas
que se está dando estos días. En cualquier caso, como indicábamos hasta ahora las capturas siguen siendo bajas por
lo que al menos de momento esta plaga no es un problema para el cultivo.

Piojo rojo de California


Comienza a observarse un leve aumento en las capturas de adultos, siendo éstas bajas todavía.
Paralelamente, también comienza a elevarse poco a poco la proporción de formas juveniles (L1+L2) respecto a los
otros estadíos más avanzados.


Pulgón


De momento, siguen sin observarse focos de pulgón.


Aguado


La incidencia de aguado viene siendo elevada desde el invierno tanto en las plantaciones de limón como en
naranja o mandarina, e incluso en pomelo. En estos momentos, en las variedades que están aún sin recolectar, el
aumento de la humedad de la última semana incrementa el riesgo de su incidencia en las plantaciones ya afectadas,
por lo que en la medida que sea compatible con el estado fenológico, es recomendable realizar algún tratamiento
preventivo. Normalmente, en aquellas plantaciones con afección en un año, sin que se realice un buen control de la
misma, la incidencia de esta patología se incrementa en la campaña siguiente por el aumento de inoculo en el
ambiente.


Bigote


En aquellas plantaciones sobre todo de limonero, aunque también puede darse en otras especies (p.e.
mandarino), cuando se observen frutos con la sintomatología del “bigote” en el periodo de recolección, debemos
entender que la presencia de araña roja (Tetranychus urticae) probablemente no está siendo adecuadamente
controlada durante el verano y otoño. Por ello, se debería vigilar la presencia del ácaro en esa época y actuar sobre
los primeros focos. Una alternativa que puede funcionar bien, si se realiza en los momentos adecuados, es el uso de
ácaros depredadores, mediante sueltas. Así mismo, el establecimiento de cubiertas vegetales a base de algunas
gramíneas como el género Festuca, pueden servir de reservorio de depredadoreres que controlan esta plaga u otras
como el pulgón, además de otros beneficios o efectos positivos indirectos para el cultivo.

Servicio de Sanidad Vegetal
Dirección General de Agricultura, Industria
Alimentaria y Cooperativismo Agrario
Plaza. Juan XXIII nº 4 30.008 Murcia
Tlf. 968 36 54 39
sanidadvegetalmurcia@carm.es

ESTADO SANITARIO DE LOS CULTIVOS. INFORME DE SANIDAD VEGETAL REGIÓN DE MURCIA.

Semana nº 7 (del 8 al 14 de febrero de 2021)


HORTALIZAS

Alcachofa

Los niveles de eclosión de huevos de Gortyna o taladro de la alcachofa esta en valores algo superiores al 60%,
por lo tanto se mantiene el aviso de posibles tratamientos eficaces contra la plaga.
Se recuerda que lo recomendable en cuanto a tratamientos químicos es realizar al menos, dos aplicaciones
con un intervalo de 7 a 10 días, para productos biológicos, como Bacillus o Azadiractina, y de 10 a 14 días, para los
más específicos autorizados en el cultivo.

Hortalizas al aire libre

El tiempo húmedo de la semana pasada, el cual está previsto que se prolongue durante la presente, hace que
repunten problemas fúngicos que en parte estaban siendo “tratados” por el clima ventoso de otros días.
Así el mildiu sigue siendo uno de los principales problemas con los que nos podemos encontrar en los campos
de lechuga y brasicáceas como coliflor y brócoli. A esta enfermedad hay que sumarle los problemas de suelos con
Sclerotinia, cuya incidencia está muy extendida en los campos de lechuga de la Región.
En cuanto a plagas, se detecta un aumento de los ataques de pulgones en parcelas al aire libre. En lechuga el
pulgón Nasonovia ribisnigri es el que está más presente en los cultivos. Las intervenciones contra esta plaga han de
realizarse al inicio de la colonización del cultivo, especialmente en las fases de máxima sensibilidad de las plantas,
teniendo un especial cuidado en fases previas al acogollado.

Si bien es difícil determinar un umbral de tratamiento, dada la variabilidad de situaciones que pueden darse,
en las épocas de máximo riesgo podría recomendarse una intervención al confirmar la simple presencia de
individuos a partir del inicio de acogollado. En fase de roseta esta tolerancia sería muy superior. Cuando las
poblaciones se detectaran por focos o zonas delimitadas, se trataran exclusivamente estas.
Por su parte en brócoli y coliflor, aumenta la presencia del pulgón ceroso Brevicoryne brassicae. Resulta
positivo detectar los primeros ejemplares y tratar, para impedir que queden protegidos cuando las plantas
acogollan, pues una vez llegada esta fase, si el ataque persiste, resulta imposible su erradicación. En muchas
ocasiones es suficiente tratar los focos.

Por otro lado la presencia de la mosca blanca Aleyrodes brassicae es baja. No obstante, es muy difícil
determinar su evolución, por lo que es importante vigilar su posible aparición en las plantaciones y, sobre todo,
eliminar rápidamente los restos de las plantaciones recolectadas, donde la plaga suele multiplicarse, pasando
desapercibida, para después atacar a las plantaciones primavera y verano.
La presión de lepidópteros sigue siendo muy baja, teniendo capturas en las estaciones de monitoreo de plusias
y agrotis
Los niveles poblacionales de Bemisia tabaci (mosca blanca) continúan siendo muy bajos. Así que es de esperar
que por el momento, las nuevas plantaciones de cucurbitáceas no tengan problemas graves del virus del rizado del
tomate de Nueva Delhi, ToLCNDV. Aún así las parcelas de calabacín que aún continúan la producción bajo abrigo,
no deben descuidar las labores preventivas de lucha contra el virus, pues un mal manejo fitosanitario podría dar
problemas a las venideras plantaciones de cucurbitáceas al aire libre.

Tomate

En cuanto a problemas fúngicos, persisten los problemas anteriores de Botrytis. Para estos, además de alguna
aplicación específica, especialmente si se producen nuevas precipitaciones o condiciones de altas humedades y
forzado de la ventilación, es fundamental el saneamiento manual de los chancros, cortando por la parte sana con
una cuchilla y aplicando una pasta fungicida sobre las heridas, cuando estas están en los troncos o tallos principales.
Aunque los niveles de Tuta se mantienen todavía bastante estabilizados, los días de la semana pasada en los
que se han producido temperaturas más altas, se observó una gran actividad de la plaga. Ello indica que, durante
las próximas semanas, en cuanto se estabilicen las condiciones climatológicas más habituales de nuestras zonas de
producción de tomate, se va a producir un fuerte incremento en la presión de la plaga.

Para evitarlo, deben extremarse en estos momentos las medidas para reducir la presión a nivel de zona,
eliminando cuanto antes todas las plantaciones que están próximas a su finalización, manteniendo los barbechos
limpios de rebrotes de tomateras y, en los casos que fuera necesario, realizando secuencias de dos aplicaciones con
productos específicos contra tuta, separados unos 12 días, a los que seguirán algunas aplicaciones de insecticidas
biológicos, como los Bacillus o azadiractinas. En todos los casos se buscará la máxima compatibilidad con la fauna
auxiliar que se pudiera encontrar presente en cada parcela.

Se empiezan a observan los primeros focos tanto de araña roja como de Vasates en los invernaderos, es
fundamental tratar estos focos para evitar que se extienda por toda la plantaciónPimiento de Invernadero
Pocos cambios con respecto a los problemas de la semana pasada. La instalación de auxiliares en las
plantaciones de pimiento del Campo de Cartagena está siendo bastante buena. En estos momentos debe prestarse
una especial atención a la posible aparición de algún foco de pulgón (en estas fechas se detectan Macrosiphum y
también Aphis), y a algunas enfermedades fúngicas, entre las que destaca la oidiopsis.
Para esta última, la utilización de sublimadores de azufre es la mejor alternativa para prevenir las infecciones
y reducir la necesidad de realizar tratamientos específicos anti-oidio. Si no se dispone de sublimadores, debe
aprovecharse cualquier otra intervención que haya que realizar en el cultivo, para introducir un azufre mojable, en
los casos que sea compatible. Hay diversos anti-oidios específicos autorizados en pimiento, pertenecientes a
distintas familias químicas y con diferentes modos de acción. Para evitar problemas de resistencias, es fundamental
no utilizar más de dos veces consecutivas, ni más de tres usos en todo el ciclo de cultivo, ninguna de estas materias
activas o productos con el mismo modo de acción.
En cuanto a virus, aunque la incidencia es muy baja, es muy importante revisar frecuentemente las
plantaciones y eliminar cualquier planta que se detecte con síntomas de virosis, arrancándolas con cuidado e
introduciéndolas en sacos de plástico, para dificultar que pueda progresar el problema.

CÍTRICOS

Polilla del limonero

Comienzan a ascender de momento muy levemente las capturas de Prays citri, situándose en estos momentos
en 2-3 CTD (Valle del Guadalentín) y 3-4 CTD (Campo de Cartagena), propiciado por el aumento de las temperaturas
y el tiempo soleado. De momento, la fenología del limonero aún no es la adecuada para la proliferación intensa de
la plaga.

Respecto a posibles tratamientos este año, a tenor de las informaciones y advertencias relacionadas con la
escasez de flor en la vegetación natural, habrá que ser especialmente cuidadosos en la realización de cualquier
tratamiento fitosanitario cerca del periodo de floración para no perjudicar a las abejas que puedan acercarse a
nuestras plantaciones de cítricos, especialmente caso de tener colmenas cerca de nuestra explotación. Para evitar
cualquier problema lo más aconsejable será entenderse y coordinarse con los apicultores de la zona, puesto que
ambas actividades no sólo no son incompatibles sino que por el contrario pueden tener una relación de beneficio
mutuo.

Relacionado con lo anterior, en las últimas campañas se observa una tendencia al uso de trampas para captura
de Prays en limonero, sobre todo en plantaciones ecológicas. Debemos recordar que el sistema de captura masiva
no está autorizado y además, debemos ser conscientes que ese sistema aparentemente inofensivo y muy útil para
monitorear la plaga, usado de forma abusiva puede producir una importante mortalidad de abejas que quedan
atrapadas en estas trampas.

Piojo

Actividad aún muy reducida de piojo, tanto de piojo rojo de California como blanco. Los niveles de capturas
de piojo rojo son en general muy bajos, con un tímido ascenso propiciado por el ascenso térmico de la última
semana. La presencia de formas juveniles está empezando a reactivarse aunque todavía muy escasamente. En piojo
blanco tenemos la misma situación, con algo más de abundancia en juveniles. Los insectos depredadores y
parasitarios se encuentran en menores cantidades al haber pasado el periodo invernal. Con la llegada del tiempo
más cálido y soleado, si son respectados, podrán ir remontando sus poblaciones paralelamente con la disponibilidad
de alimento, lo cual puede ser acelerado con sueltas controladas.

Si la presencia de plaga es importante en la superficie de ramas y ramitas o en hojas, sería recomendable
realizar llegado el momento una buena poda de limpieza, seguido de un tratamiento con aceite parafínico junto con
algún insecticida específico compatible. Debemos tener en cuenta que en la mayoría de casos la afección por piojo
no es homogénea en toda la plantación, por lo que si detectamos puntos más calientes (con mayor abundancia)
puede bastar con actuar sobre ellos, dejando el resto de arbolado con su equilibrio plaga-enemigos naturales.
Cuando las poblaciones no sean muy altas, puede ser manejado simplemente ayudándonos con sueltas de auxiliares,
lo cual debe comenzar a realizarse a partir de primavera.

Ácaros

Como la semana anterior, tenemos presencia de ácaro oriental sobre todo en las plantaciones aunque en
estos momentos los niveles no son elevados aún.

Pulgón

De momento, a la espera de un incremento en la actividad vegetativa del arbolado, con abundancia de
brotaciones nuevas, sigue sin detectarse colonias en brotes. No obstante, el arbolado ya está comenzando a generar
sus estructuras iniciales vegetativas y florales que rápidamente van a desarrollarse y evolucionar, dándose unas
condiciones ideales para la proliferación de pulgones.

Mosca de la fruta

Las capturas de Ceratitis se encuentran a niveles mínimos en la actualidad como corresponde a la época. En
las mayoría de estación o no se producen capturas o éstas son muy bajas aún en las variedades de naranja o
mandarina pendiente aún por recolectar.

UVA DE MESA

Fenología

En las zonas de parral del Valle del Guadalentín la mayoría de variedades se encuentran aún en estado de
latencia (yemas en A o 00), aunque en algunas variedades comienzan a encontrarse pequeños porcentajes en yema
hinchada o algodonosa (B) e incluso con aparición de puntas verdes (C), cuya correspondencia en la escala BBCH
sería 01-03 y 05-07, respectivamente.

Castañeta

Los plastones de huevos recolectados en campo y controlados posteriormente evidencian una eclosión
masiva de larvas de este coleóptero. En campo, a partir de observaciones en diferentes zonas se encuentra que, la
fluctuación de las temperaturas y la fenología de las parras aún atrasada, están provocando que la eclosión sea algo
más lenta que en nuestros testigos, si bien su evolución es continúa.

ALMENDRO

Avispilla del almendro

En inspecciones realizadas la semana pasada en la zona de cultivo de almendro del Campo del Cajitán, se pudo
comprobar la existencia de varias parcelas con almendras afectadas por esta plaga. Las parcelas afectadas
pertenecen al polígono 2 del término municipal de Mula y al polígono 16 del término municipal de Calasparra,
aunque es posible que se encuentren más parcelas afectadas en otros polígonos de esta zona. Al parecer, la
presencia de esta plaga en el Campo del Cajitán, se ha debido a las maquinas recolectoras de almendras, al venir de
otras zonas de cultivo con almendras con la plaga en su interior.
Así pues, podemos confirmar que la avispilla se encuentra presente, a día de hoy, en los municipios de Jumilla
y Yecla (año 2018), así como en los municipios de Blanca, Mula y Calasparra (año 2021)A los agricultores de esta zona les recordamos, que las almendras afectadas por la avispilla quedan en los
árboles, ya que en el momento de la recolección no se produce su caída. Estas almendras presentan en su interior
una larva de color blanquecino, la cual pasará todo el invierno en su interior, produciéndose la salida de nuevos
adultos hacia mediados o finales de marzo.
En las plantaciones de cultivo de almendro, donde después de la recolección se hayan quedado las almendras
en el árbol, se aconseja abrir estas almendras para comprobar la presencia o no de la larva en su interior.
Para disminuir el riesgo de ataque y evitar su propagación de cara a la campaña siguiente, será importante
tomar una serie de medidas, entre las cuales destacamos:

1º Retirada de las almendras afectadas de los árboles de forma manual, evitando su caída al suelo.
2º Las almendras afectadas deben destruirse seguidamente, no deben ser almacenadas.
3º No guardar las almendras afectadas como combustible para las estufas, ni para alimento del ganado u otros
usos.

Tratamientos en almendros

Las variedades de floración temprana de almendro como Desmayo, Ramillete, Marcona o Garrigues, se
encuentran en plena floración o inicio de caída de pétalos, no siendo aconsejable en estos casos, la realización de
tratamientos por la presencia de abejas. En el caso de variedades de floración tardía como Guara, Antoñeta, Soleta,
etc se encuentran en “estado fenológico C- D”, siendo este el momento más adecuado para prevenir enfermedades
fúngicas.

OLIVO

Poda

Una vez finalizada la recolección de la aceituna llega el momento de realizar la poda de los olivos. Para realizar
esta labor hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones:

- Mantener siempre los árboles con una relación hoja-madera alta, permitiendo un aclareo de mayor
intensidad cuando en la explotación van a realizarse recolecciones destinadas a aceituna de verdeo.
- Realizar podas que mantengan volúmenes de copa compatibles con las disponibilidades de agua
(lluvia/suelo y riego).
- Las brotaciones deberán cubrir las ramas principales, tomando los olivos formas naturales- 
En los olivos envejecidos, realizar podas de renovación que supriman maderas viejas, equilibren la relación
hoja-madera y permitan, en años posteriores, la reconstitución de la copa conservando las brotaciones,
mediante la reducción temporal de la intensidad de poda.
- En olivares de aceituna de mesa se realizará, además un aclareo ligero de la copa para conseguir un
adecuado tamaño del fruto.
- En árboles jóvenes, quitar las varetas o brotaciones adventicias de los troncos cuando estén aún poco
desarrolladas y no se hayan lignificado, lo que unido a la aplicación de un mastic cicatrizante evitará los
ataque de Euzopherra pingüis que penetra aprovechando las heridas y que prospera en zonas con reducida
afluencia de savia.
- En olivar de almazara no realizar podas severas que eliminen mayor proporción de hoja que de madera.

GENERAL

Aviso: Recordatorio de requisitos de usuarios profesionales para la adquisición de productos fitosanitarios.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 25 del Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que
se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios, el MAPA ha
creado una aplicación informática para facilitar su cumplimiento por parte del sector mediante el Registro
Electrónico de Transacciones y Operaciones con Productos Fitosanitarios (RETO).

La aplicación RETO está previsto que sea obligatoria para todos los Operadores inscritos en el ROPO en las
secciones de SUMINISTRADOR y TRATAMIENTOS. El artículo 21 del Real decreto 1311/2012 establece que solo se
podrán suministrar productos fitosanitarios para uso profesional a titulares de un carné que acredite formación en
la aplicación de productos fitosanitarios.

Uno de los datos que estarán obligados a consignar en la aplicación RETO será el número de inscripción en el
ROPO para los usuarios profesionales.

La inscripción en el ROPO para los usuarios profesionales (titulares de un carné: básico, cualificado, fumigado
y piloto aplicador), con domicilio legal en le Región de Murcia, se realiza de oficio por parte del Servicio de Sanidad
Vegetal de los carnés de aplicador emitidos por el Servicio de Formación.

Siendo conscientes de que algunos carnés no se han incorporado a la aplicación del ROPO, así como otros que
están caducados, a efectos de evitar situaciones que puedan dar lugar a problemas en cuanto a la adquisición de
productos fitosanitarios, se recomienda que los usuarios profesionales titulares de un carné consulten su situación
en la página web del MAPA, en el siguiente enlace: https://www.mapa.gob.es/app/ropo/Default.aspx

Una vez realizada la consulta:

- Si dispone de carne en vigor y no aparece en dicho buscador, deberá ponerse en contacto con el Servicio de
Sanidad Vegetal para solventar su situación.

- Si aparece con el carné caducado, deberá solicitar su renovación al Servicio de Formación.
- Si no dispone de carné, no podrá adquirir productos fitosanitarios de uso profesional.

Aquellos establecimientos que suministren productos fitosanitarios a titulares que no acrediten estar en
posesión de un carné vigente podrán ser sancionados por incumplimiento de la Ley 43/2002 de Sanidad Vegetal
Exportaciones de productos vegetales y el BREXIT

Los acuerdos firmados entre la Unión Europea y el Reino Unido conllevan un periodo transitorio para el pleno
efecto de los requisitos fitosanitarios, que supondrán la obligatoriedad de acompañar las mercancías vegetales,
productos vegetales y otros objetos con un certificado fitosanitario para su entrada.

Este primer periodo se inició el 1 de enero de 2021 y afecta a los denominados Productos de Alta Prioridad
(en adelante PAP) que fundamentalmente son el material vegetal destinado a la plantación, las patatas de siembra
y consumo, semillas de algunas especies (castaña, chili, tomate, girasol, alfalfa, cebolla, puerro, judías, guisante
verde, haba, colza, mostaza blanca, soja y lino), madera y maquinaria agrícola usada por el riesgo que esta última
tiene para portar tierra.

Todos estos productos tienen que ir acompañados obligatoriamente de un certificado fitosanitario que es
expedido por los funcionarios del Ministerio en los Puntos de Inspección Fronteriza en origen, el cual certifica que
el material ha sido inspeccionado y se considera libre de organismos de cuarentena y otras plagas del país
importador.

Estos certificados en ocasiones contienen unas atestaciones fitosanitarias o declaraciones adicionales que
aseguran el cumplimiento de una serie de obligaciones respecto a un determinado organismo nocivo, tales como;
partida libre, zona de producción, tratamiento fitosanitario previo al embarque, etc.

Estas atestaciones o declaraciones adicionales se certifican previamente a la emisión del Certificado
Fitosanitario por el Servicio de Sanidad Vegetal de la Región de Murcia, cuando las exigencias fitosanitarias están
referidas a la zonas o parcela de producción libre de un organismo nocivo (no para el caso de país libre) o el
establecimiento de un determinado tratamiento obligatorio control durante el ciclo productivo. En resto de los casos
la certificación como partida libre, país libre o tratamiento previo al embarque corresponde al Ministerio de
Agricultura.

Una vez expedido este certificado fitosanitario internacional (modelo normalizado) se enviará al importador
en el Reino Unido, el cual hará lo que se denomina una pre-notificación en el sistema PEACH, para lo cual se tiene
que dar de alta previamente y adjuntar el certificado remitido.

Esta pre-notificación sirve para hacer una evaluación del riesgo de las partidas introducidas para las
Autoridades Fitosanitarias en el Reino Unido.

La mercancía en el punto de entrada (en destino) será sometida a un control documental en remoto, así como
controles de identidad, donde se comprobarán los aspectos que figuran en el certificado fitosanitario y en la prenotificación
como los kilogramos de producto, productor, exportador, etc., así como un control físico en el punto de
entrada o de destino, en el caso que así lo haya solicitado previamente el importador.

Los controles serán realizados en destino por inspectores de semillas y sanidad vegetal (PHSI) de la Agencia
de Sanidad Animal y Vegetal (APHA) en Inglaterra y Gales. Mientras que en Escocia se encarga el SASA.
Es importante recordar también que todos los embalajes de madera tienen que cumplir con la norma NIMF15.
El listado de los productos (PAP) que son afectados en esta primera fase se pueden consultar en el siguiente
enlace:

https://www.gov.uk/government/collections/importing-and-exporting-plants-and-plant-products
Respecto a los requisitos fitosanitarios exigidos para estos PAP se pueden consultar en el siguiente enlace:
https://www.legislation.gov.uk/uksi/2020/1482/schedule/2/made

Este sistema será extensivo para el resto de vegetales y productos vegetales distintos de los clasificados como
de alta prioridad a partir del 1 de abril (segundo periodo), y obligatoriamente tendrán que ir acompañados de un
certificado fitosanitario a excepción de: piña, kiwi, coco, cítricos, kumquat, naranja amarga, kaki Persimon, durian,
frutos (cápsulas) de algodón, hojas de curry, bananas y plátanos, mango, dátiles, fruta de la pasión y guayaba que
están exentos.

Por lo tanto, hasta la llegada de esta fecha de 1 de abril de 2021, el resto de los vegetales y productos vegetales
distintos de los considerados de alta prioridad no precisaran de certificación fitosanitaria o pre-notificación. En caso
de que las partidas salgan desde el Reino Unido a un país tercero (no comunitario) es posible que el importador
solicite un certificado fitosanitario que se denomina previo a la importación.

Este certificado solo se expedirá en estos casos y para ello se deben de poner en contacto con este Servicio al
objeto de indicar a quién le corresponde su emisión; si a la Comunidad Autónoma o al Ministerio de Agricultura,
para lo cual el importador debe facilitar los requisitos fitosanitarios llamados declaraciones adicionales que hay que
certificar.

Para terminar, debemos recordar que previamente a todo lo anteriormente explicado el exportador nacional
(español) debe haberse registrado previamente en la aplicación CEXVEG en los plazos y forma previstos en las
respectivas campañas, tal como venimos informando desde este Servicio a través de la información remitida por el
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Información adicional: Conforme el Ministerio nos envíe información actualizada relacionada con los
condicionantes fitosanitarios del BREXIT iremos enviando una información detallada en documento aparte para
información de los interesados y afectados.

Servicio de Sanidad Vegetal
Dirección General de Agricultura, Industria
Alimentaria y Cooperativismo Agrario
Plaza. Juan XXIII nº 4 30.008 Murcia
Tlf. 968 36 54 39
sanidadvegetalmurcia@carm.es
 

ESTADO SANITARIO DE LOS CULTIVOS. INFORME DE SANIDAD VEGETAL . Semana 3. Del 11 al 17 de enero 2021

Servicio de Sanidad Vegetal Dirección General de Agricultura, Industria Alimentaria y Cooperativismo Agrario Plaza. Juan XXIII nº 4 30.008 Murcia Tlf. 968 36 54 39 sanidadvegetalmurcia@carm.es

FRUTALES

Tratamientos preventivos contra plagas y enfermedades

En las zonas costeras de producción de frutales de hueso como Águilas, Mazarrón y San Pedro del Pinatar, las variedades extratempranas de melocotoneros y nectarinos han iniciado la floración, aunque en un porcentaje bajo. Para la prevención de enfermedades como cribado y lepra o abolladura, es recomendable la realización de tratamientos preventivos en estados fenológicos C - D con fungicidas que combaten estas enfermedades.

Recomendaciones para la realización de tratamientos fitosanitarios en floración

Las abejas son fundamentales para la polinización de las flores y resultan necesarias para la sostenibilidad de la agricultura en todo el mundo. En nuestra Región la producción de algunas variedades de almendro, albaricoqueros y ciruelos, al no ser autofértiles, dependen exclusivamente de la presencia de estos insectos. Por lo tanto las abejas y otros insectos polinizadores son importantes para aumentar el rendimiento de los cultivos.

Como es sabido, los fungicidas suelen ser menos perjudiciales para las abejas que los insecticidas. En floración las plagas que pueden presentarse son fundamentalmente trips y pulgones. En el caso de trips, la mayoría de los daños se producen en estado de collarín (cuando han caído los pétalos) y en el caso de los pulgones se puede esperar a realizar los tratamientos a caída de pétalos.

Recomendaciones generales:
Dado que la mayoría de los productos fitosanitarios utilizados son tóxicos para las abejas, con carácter general, no se realizarán tratamientos fitosanitarios en periodo de floración en los cultivos o flora espontánea (malas hierbas).

Leer siempre la hoja de registro y evitar usar aquellos que indiquen su prohibición cuando haya abejas en pecoreo activo.
Si fuese necesario tratar en floración, se elegirán aquellos productos fitosanitarios con baja toxicidad para las abejas. En este caso, estos tratamientos se llevaran a cabo a últimas horas de la tarde, cuando las abejas presentan menos actividad.

En caso de realizar tratamientos en floración, se dará conocimiento a los apicultores de la zona, para que estos adopten las medidas necesarias.
Deberá evitarse la deriva de productos fitosanitarios, sobre todo a zonas encharcadas donde las abejas puedan beber agua.
Por parte de los apicultores, estos deberán colocar las colmenas de acuerdo con la normativa vigente y dándose a conocer a los agricultores de la zona próxima a las colmenas.

Por parte de los agricultores, una vez conocida la proximidad de las colmenas y ante cualquier aplicación de productos fitosanitarios en época de floración, deberán informar previamente ante cualquier aplicación.
Por parte de la Administración, se llevarán a cabo inspecciones de campo en época de floración, para comprobar el buen uso de los productos fitosanitarios.

Tratamiento de invierno

En las variedades tardías de frutales de hueso, la mayoría de estas aún están en “estado fenológico A”. Antes de producirse la floración es conveniente realizar los tratamientos de invierno. Estos tratamientos se realizan para eliminar formas invernantes de plagas como huevos de pulgones (sobre todo de pulgón verde que en el último año ha presentado problemas de resistencia), araña roja, cochinillas como piojo de San José y parlatoria, larvas invernantes de orugas y enfermedades causadas por hongos tales como oidio. Por lo tanto, es recomendable realizar este tratamiento, sobre todo si la incidencia de algunas de estas plagas o enfermedades ha sido elevada durante la campaña pasada.

Los tratamientos de invierno deberán retrasarse lo máximo posible, pero no sobrepasando los "estados fenológicos" y dosis que se indican en las etiquetas.

En los frutales de hueso sería conveniente añadir al tratamiento Oxicloruro de cobre, sobre todo en aquellas plantaciones donde no se realizó el tratamiento a caída de hoja. (NO MEZCLAR CON POLISULFURO, ya que presenta problemas de incompatibilidad y fitotoxicidad).

Recomendaciones para realizar los tratamientos de invierno

En el tratamiento de invierno deberán tenerse en cuenta las siguientes recomendaciones, con el fin de conseguir la máxima eficacia con el menor riesgo, tanto para el cultivo como para el aplicador:
Mojar muy bien todo el árbol, utilizando equipos con la suficiente presión que permita alcanzar las partes más altas.

No tratar en días de lluvia, ni con temperaturas inferiores a 5º C.

Elegir los productos en función de los parásitos a combatir.

Respetar las recomendaciones dadas en las etiquetas de los productos, tanto en las dosis a utilizar como en los "estados fenológicos", a fin de evitar posibles fitotoxicidades.
Evitar derivas que puedan afectar a cultivos colindantes.

El Polisulfuro debe utilizarse solo, sin mezcla con aceites, y deberán transcurrir como mínimo 20 días entre su tratamiento y la aplicación de aceites.

HORTALIZAS

Hortalizas al aire libre

Esta semana siguen siendo las enfermedades fúngicas las más destacables en cuanto a problemas fitosanitarios. En primer lugar está muy presente el mildiu, tanto en lechuga como en brasicáceas. Esta situación es de prever que se mantenga debido al ambiente húmedo y frío que se está dando en general en todas las zonas productoras. Como consejos de manejo se podrían apuntar:
Utilizar un abonado, riego y marco de plantación adecuado para reducir el riesgo. Reducir los riegos y abonados nitrogenados en los momentos de mayor peligro.
Tratar básicamente de forma preventiva. Realizar los tratamientos fungicidas específicos en los momentos de máximo riesgo y, muy especialmente, en plantaciones jóvenes de variedades sensibles donde podría ocasionar daños internos que afectarían a la comercialización.
No repetir más de dos veces con los mismos sistémicos en una misma plantación.
Incorporar mojantes a los tratamientos realizados.

En segundo lugar nos encontramos con los problemas de podredumbres causadas por Botrytis cinerea y Sclerotinia spp., algo que después de las heladas es frecuente debido a que infectan al vegetal utilizando como vía de entrada los tejidos dañados por las mismas.

Otro problema que se está detectando, en este caso en alcachofa, es la oidiopsis causada por Leveillula taurica. Lo recomendable es iniciar las aplicaciones al detectar los primeros síntomas en la plantación o daños en plantaciones próximas cuando se den las condiciones favorables (de 10-28 ºC y altas humedades). Siempre sin realizar más de dos aplicaciones con el mismo antioidio o fungicida con igual mecanismo de acción.

Una semana más recordamos que es muy importante seguir controlando en las plantaciones de calabacín, la incidencia del virus del rizado del tomate de Nueva Delhi (ToLCNDV) y que, de cara a proteger las plantaciones más tempranas de cucurbitáceas, es importante no mantener plantaciones al aire libre de calabacín y otras especies sensibles a la virosis.

En cuanto a lepidópteros continúa el descenso de capturas en la red de vigilancia de Servicio de Sanidad Vegetal. Tan solo mantienen una presencia algo destacable Spodoptera spp. (rosquillas), Agrotis segetum (gusano gris), Autographa gamma (plusia) y Plutella xylostella (polilla de la col), cuya aparición en los cultivos no es muy significativa en lo que a daños se refiere.

Con respecto a Gortyna (taladro de la alcachofa), recordamos que los únicos tratamientos que puedenresultar eficaces para el control de esta plaga, son aquellos que se realizan cuando se está produciendo la eclosión de huevos sobre las plantas buscando coincidir con el momento de máxima sensibilidad de la especie.

Actualmente según la información procedente del seguimiento en evolucionario, no se ha llegado al mínimo de eclosión recomendable para iniciar los tratamientos fitosanitarios, encontrándose el nivel inferior al 15%.

En cuanto a homópteros, destacar el pulgón de la lechuga Nasonovia ribisnigri. Las intervenciones contra esta plaga han de realizarse al inicio de la colonización del cultivo, especialmente en las fases de máxima sensibilidad de las plantas, teniendo un especial cuidado en fases previas al acogollado.

En la zona del Valle del Guadalentín, se detecta la presencia de Aleyrodes proletella o mosca blanca de la col, una plaga que no es previsible que cause problemas durante los próximos meses, pero contra la que es importante tomar medidas para evitar que suban sus poblaciones y provoque daños en primavera. La actuación más importante es la rápida destrucción de los restos de las plantaciones, una vez se han recolectado, evitando que se multipliquen las poblaciones de Aleyrodes sobre sus restos. En los parajes donde se mantendrán plantaciones durante el verano, es especialmente importante sanear las zonas de producción, manteniéndolas perfectamente labradas o con otros cultivos no hospedantes.

Tomate

Aunque los ciclos de Tuta se han ralentizado, su actividad continúa a pesar de las bajas temperaturas y altas humedades, aprovechando días y momentos del día más soleados. Por ello, no se debe bajar la guardia en la vigilancia y control de la plaga.

Las plantaciones con fenologías más jóvenes, y que por lo tanto se van a mantener más tiempo, deben vigilarse para que no suban los niveles de Tuta, con programas de tratamientos adecuados, ya que, durante estas fechas, la fauna auxiliar apenas es capaz de ejercer control sobre la plaga. Lo que si es importante es respetar la presencia de auxiliares, que si van a ejercer un efecto muy importante durante los próximos meses.

Dado que a partir de la segunda mitad de febrero, si las condiciones ambientales no son especialmente adversas, se prevé que se produzca un fuerte incremento en las poblaciones de Tuta, es fundamental que todas aquellas plantaciones que están próximas a su finalización o han alcanzado niveles importantes de plaga, se eliminen cuanto antes, retirando todos los restos vegetales y frutos, evitando así que queden como reservorios y zonas de multiplicación de la plaga.

Botrytis, por su parte, favorecida por las precipitaciones, ha incrementado su presencia. En estos momentos, lo más importante es favorecer la ventilación de las naves y sanear las plantas afectadas por chancros de este hongo, cortando las partes afectadas y cubriéndolas con una pasta fungicida. De producirse nuevas precipitaciones, podría ser recomendable realizar una aplicación con un antibotritis específico, especialmente en parcelas que ya tienen incidencia de esta enfermedad.

Pimiento de Invernadero

En algunas plantaciones se detectan focos de pulgón (Aphis spp.), cuya presencia debe ser vigilada y, en su caso, controlada. Además los problemas de humedades hacen que se presenten daños de botritis que igualmente deben ser atajados. En condiciones climatológicas favorables y persistentes para el desarrollo de las infecciones (lluvias y días nublados) puede ser necesaria la aplicación de algún antibotritis específico y el saneamiento y retirada de los órganos afectados.

Por otro lado, continúan instalándose los principales auxiliares que se utilizan en este cultivo, tanto Amblyseius swirskii como, en las plantaciones más avanzadas, Orius laevigatus. Durante este periodo es especialmente importante vigilar la posible introducción de plagas como pulgones, moscas blancas, ácaros o trips, ya que la detección de los primeros focos, permite intensificar las sueltas de auxiliares sobre los mismos o, en caso de necesidad, realizar alguna intervención localizada, evitando la dispersión y multiplicación de sus poblaciones.

Recordamos que durante las primeras fases de la plantación es especialmente importante realizar revisiones periódicas de todas las plantas, eliminando aquellas que pudieran presentar síntomas de virosis, introduciéndolas en sacos de plástico, aprovechando mañanas especialmente frías. Para esta operación se utilizarán guantes desechables, que no serán utilizados para labores del cultivo que impliquen tocar otras plantas sanas. Con estas precauciones dificultaremos la dispersión de virosis, tanto las transmitidas por trips (TSWV o virus del bronceado), como las transmitidas por contacto (PMMV y TMGMV).

CÍTRICOS

Recordatorio de principales patologías exóticas que podrían afectar a los cítricos

Aprovechamos este periodo de poca actividad de plagas convencionales en cítricos para realizar un repaso de las principales enfermedades que pueden considerarse graves amenazas a nuestros cítricos. Si bien la mayoría de ellas no se encuentran presentes en la Región, a excepción de los dos focos encontrados de mal seco de los cítricos que fueron detectados el pasado año y del cual informamos puntualmente, los hechos nos demuestran que a pesar de las importantes restricciones legales en el movimiento de material vegetal y de sus productos, así como de los controles oficiales realizados, tanto por los puntos de control fitosanitario como por los propio Servicios de Sanidad Vegetal de las distintas CC.AA., estos últimos en el ámbito territorial de su región, lo cierto es que el riesgo de introducción accidental de alguna de estas enfermedades en nuestro país sigue existiendo.

Por este motivo, todos los actores (productores y asociaciones de productores, mejoradores y viveristas, técnicos asesores en producción, técnicos de la Administración, etc.) debemos estar concienciados y alerta ante cualquier sospecha de la presencia de uno de estos patógenos, puesto que el daño potencial a nuestros cultivos cítricos podría ser muy alto.

En resumen, podemos agrupar estas enfermedades en dos tipos en cuanto a su capacidad de afección; las que afectan o producen daños de relevancia en los frutos (que comentaremos a continuación), y los que producen una afección importante y generalizada sobre toda la planta llegando a producir su muerte. A continuación, se listan las más relevantes del primer grupo y en próximo informe lo haremos con las otras:

a. Enfermedades que producen daños importantes en los frutos:

Mancha negra de los cítricos (Citrus Black Spot). Enfermedad producida por el hongo Guignardia citricarpa [=Phyllosticta citricarpa], el cual produce principalmente la caída de frutos y daños externos en los mismos (presencia de manchas). Estos daños conllevan una depreciación importante en la calidad comercial de estos, afectando en gran medida a su comercialización en fresco. Se trata de una enfermedad cuarentenaria ampliamente distribuida en el hemisferio Sur, desde Australia donde inicialmente se encontró, a multitud de países de África, Asia y América. En EE.UU. se halla en el estado Florida. El limonero es la especie más susceptible, mientras que en naranjo, las variedades más tardías (p.e. Valencia) son las vulnerables por ser las que más tiempo permanecen en los árboles.

Su dispersión entre plantas puede producirse por las salpicaduras de agua (por conidios), a corta distancia, mientras que el caso de las ascosporas formadas en la hojarasca, son dispersadas por el viento y el agua, pudiendo llegar a lugares más alejados. Aunque este hongo precisa una humedad continuada con temperaturas altas (21 a 28ºC), siendo su desarrollo limitado a temperaturas inferiores a 7ºC o superiores a 35ºC, no podemos descartar de ninguna manera que en determinados momentos pudiera producirse un contagio en nuestras condiciones si se diese la presencia de plantas enfermas o frutos importados en las cercanías de plantaciones de cítricos.

Elsinöe sp. Existen dos tipos; la sarna o roña de los cítricos “Citrus scab”, en el caso del hongo Elsinoë fawcettii, y la roña del naranjo dulce “Sweet orange scab”, cuando el agente causante es Elsinoë australis. En la actualidad, estos dos hongos ascomicetos están afectando a distintas zonas importantes de producción citrícola del mundo originando importantes consecuencias económicas. Como en el caso anterior, se trata de organismos cuarentenarios. Entre ambas especies su distribución es muy amplia, localizándose en multitud de países del hemisferio Sur: Asía, América, África y Oceanía. Además, también está presente en varios estados de EE.UU. E. fawcettii suele afectar principalmente a limones, mandarinas, tangelos y tangors, pomelos, así como algunos patrones importantes como naranjo amargo, lima Rangpur o Poncirus trifoliata, mientras que E. australis, afecta principalmente a naranjas y mandarinas. Además, en este caso parece ser que únicamente presenta síntomas sobre frutos, pero no en hojas, o bien, en mucho menor grado.

En cuanto a síntomas (E. fawcettii), las hojas afectadas se atrofian, deforman o arrugan (encrespan) con los márgenes irregulares desgarrados. En infecciones graves, incluso puede producirse defoliación del árbol. Cuando la afección se produce en hojas jóvenes las lesiones comienzan como pequeñas manchas empapadas de agua que evolucionan a pústulas de color amarillento cremoso, rosa claro u otros colores brillantes (rojizas). Éstas continúan creciendo como excrecencias irregulares, globosas o cónicas que se unen y se extienden principalmente a lo largo de los nervios principales para cubrir una gran parte de la hoja, sobretodo en la superficie inferior. El área central de estas excrecencias se presenta en forma de verruga, deprimida y se vuelve parduzca o grisácea y aterciopelada cuando el hongo está fructificando. Mientras que las viejas lesiones de costra tienen una superficie rugosa, de color oscuro, y agrietadas.

En los frutos, cuando se infectan en las primeras fases de desarrollo, sus síntomas suelen ser severos; crecen deformes y sufren caída prematura, mientras que si la afección se produce en frutos ya desarrollados, la corteza presenta lesiones con diferentes formas, tamaños y colores, según las especies y cultivar, aunque lo normal es que inicialmente suela ser de color rosa-marrón, evolucionando más tarde a marrón amarillento o gris oscuro. Estas lesiones aparecen como protuberancias dispersas, proyecciones cónicas (salientes) o crecimientos parecidos a cráteres o hundidos, o bien, se unen para dar parches escamosos (costras) o áreas extensas de erupciones finas. En limón, las lesiones tienden a ser más elevadas que en las otras especies. Sin embargo, estas costras formadas no llegan a extenderse al albero ni la pulpa.

Cancrosis o chancro bacteriano de los cítricos (Citrus canker). Se trata de una enfermedad producida por una bacteria llamada Xanthomonas campestris pv. citri, aunque también es identificada por otros sinónimos, ademásexisten distintos aislados de la bacteria según regiones, siendo la variedad “asiática” la más agresiva. Como en los casos anteriores, este patógeno se encuentra incluido como organismo de cuarentena de la UE. Se trata de una enfermedad ampliamente distribuida por la mayoría de zonas de producción de cítricos del mundo; Asia, África, Centro y Sur de América, incluyendo EE.UU, y Oceanía. Aunque no se dispone de información detallada sobre las pérdidas económicas que puede estar causando en todo el mundo, si se conocen muy bien los daños que puede provocar. Entre estos están la defoliación severa del árbol, así como abscisión prematura y manchas en la corteza de frutos. Ello conduce a una reducción de la producción, en cantidad, y a una afección muy importante de la calidad comercial para fresco, no así para industria (zumo). Por otro lado, los árboles jóvenes son más susceptibles a X. campestris, llegando a resultar infectados hasta el 100% de sus frutos y hojas. La severidad tiende a aumentar con el tiempo, mientras que el rendimiento se reduce paulatinamente. Dentro de las especies vegetales, se conoce su afección casi exclusiva a la familia botánica de las rutáceas, principalmente del género Citrus. En cuanto a especies cultivadas, destacan naranjo, limonero y pomelo como las más sensibles.

Las plantas y sus frutos pueden ser fuente de inóculo de este patógeno, produciéndose su dispersión por el viento o por salpicaduras de agua producidas desde plantas enfermas. Además, esta bacteria puede sobrevivir en diferentes sustratos como saprófito (suelo, hojarasca, etc.), e incluso temporalmente, en otro tipo de superficies. También, se sabe que los injertos realizados con material infectado pueden contaminar al patrón, al igual que las herramientas de corte puedan ser un vehículo de infección entre plantas. Por último, existe información sobre la posible acción de algunos insectos como vectores de este patógeno.

Esta bacteria puede permanecer latente en las zonas afectadas durante periodos largos de tiempo, pudiendo re-infectar cuando las condiciones ambientales le son más favorables (primavera y verano). A este respecto, su temperatura óptima de crecimiento es de 25-30 °C, con máximas de 35-39 °C. Como es habitual en bacterias la humedad ambiental es fundamental para su dispersión y desarrollo de la infección.

En cuanto a la sintomatología, muestran características muy particulares lo que puede favorecer su identificación en campo. Afecta a la parte aérea de la planta, variando las lesiones producidas según la edad de la lesión y la especie, e incluso, la variedad que se encuentre afectada. Las lesiones en hojas son punteaduras de color marrón, circulares y elevadas, con aspecto acorchado, bordes húmedos y halo amarillo, dando una apariencia de “cráter”. La infección en hojas se puede producir principalmente hasta mitad de su desarrollo, abarcando todo el grosor de la hoja. En el haz, estas lesiones son generalmente más aplanadas y hundidas, mientras que en el envés, se asemejan a pequeñas pústulas o ampollas, cuando la lesión es joven, o similares a pequeños cráteres de volcán (bordes salientes y centro hundido), en estados más avanzados. Inicialmente, presentan un halo amarillo y bordes húmedos que le dan un aspecto aceitoso o grasiento, los cuales desaparecen al aumentar la edad de la lesión. En cuanto al tamaño, miden aproximadamente de 2-10 mm, aunque en condiciones favorables pueden fusionarse las zonas manchas, llegando a afectar a superficies mayores. En lesiones maduras el tejido muerto (corchoso) puede desprenderse dejando huecos en las hojas.

En frutos, se manifiestan de forma similar a lo antes descrito, pudiendo profundizar en ellos hasta 1 mm en la corteza, aunque sin llegar a afectar la parte comestible. Los frutos jóvenes son más susceptibles y puede ocurrir más de un ciclo de infección en la campaña, ya que el período de susceptibilidad abarca de 90-120 días después de la caída de los pétalos. En algunos casos los frutos pueden llegar a caer y en general, su depreciación comercial en fresco es total.

Melanosis de los cítricos (Stem-end rot of citrus). Enfermedad causada por el hongo Diaporthe citri, conocida por otros nombres (p.e. Phomopsis citri) la cual se encuentra ampliamente distribuida por el hemisferio Sur. Además, se encuentra en el Norte de África y en las principales zonas de producción de EE.UU. Mientras en Europa, ha sido detectada de momento en las Islas Azores (Portugal) y en Turquía. Los principales cultivos afectados son: limonero, naranjo, mandarino y pomelo, siendo los dos primeros los más sensibles.

El inóculo capaz de causar la infección es el picnidio, el cual se forma en las ramas secas. Al ser un hongo saprófito, P. citri completa su ciclo de vida en las ramas muertas en la copa de los árboles, desde donde es dispersado por salpicaduras de agua hacia los órganos susceptibles. Probablemente, el viento también pueda actuar en esta dispersión. Por lo tanto, a mayor cantidad de ramas secas infectadas en la copa de los árboles, mayor será la cantidad de inóculo y en consecuencia se producirán infecciones más severas en frutos con posterioridad. Además, los daños mecánicos pueden favorecer también esa infección. Respecto a su rango térmico de actuación, en la germinación de los conidios está entre los 10ºC y 36ºC, mientras que en la infección se encuentra entre 24ºC y 28ºC, necesitando en ambos casos humedad ambiental continua.

Respecto a los daños que produce, este hongo reduce la calidad externa de la fruta en los cítricos debido a las lesiones que produce en la cáscara, aunque sus síntomas se manifiestan también en hojas y ramas. Inicialmente, se presenta como manchas circulares pequeñas, al ras del tejido vegetal o levemente deprimidas, siendo de color marrón-rojizo o castaño oscuro, y rodeadas por un halo amarillo, el cual desaparece más tarde, aisladas o confluentes que pueden confundirse con otras enfermedades. Más tarde estas lesiones se vuelven más visibles en forma de costras aplanadas de color castaño, siendo frecuente observar que se distribuyen en forma de anillo. La superficie de la hoja es como una lija al tacto. Cuando el daño en la hoja es severo puede causar clorosis y defoliación.

En los frutos, si estos se infectan cuando son jóvenes, las lesiones pueden cubrir la mayor parte de la fruta. Las lesiones son rojizo-marrones y ásperas como en el caso de las hojas. Si se infectan al final de la temporada, las lesiones son pequeñas y discretas.

En Argentina, se ha observado que la prevalencia y severidad de la melanosis ha ido incrementándose en los últimos años, observándose limón donde su afección afecta notablemente a la calidad de los frutos, reduciendo de forma importante el porcentaje de fruta exportable.

Tizón de los cítricos (Citrus blast / Black pit / Bacterial canker). Enfermedad producida por la bacteria Pseudomonas syringae pv. syringae. Existe abundante información de la afección de este patógeno sobre un gran número de diferentes especies vegetales cultivadas en: África, Asia, Oceanía, América (Argentina, Brasil, Chile, Puerto Rico, Guatemala, Uruguay y EE.UU.), mientras que en Europa también se ha encontrado en numerosos países (Inglaterra, Alemania, Bélgica, Italia, Grecia, Portugal, etc.). Es decir, en este caso se trata de un patógeno mucho más generalista pudiendo afectar a cultivos hortícolas como; tomate, cucurbitáceas y legumbres, cereales, así como a cultivos leñosos como arbustos de frutos comestibles, frutales de hueso y pepita, así como en tropicales como el mango. En cítricos hay varias especies sensibles a este patógeno: Naranjo, limonero, pomelo y mandarino. Esta bacteria en los cítricos produce dos patologías diferenciadas según ataca a hoja, brotes y madera (denominada Citrus blast) o cuando afecta a los frutos (Black pit). No hay información de la importancia relativa a nivel mundial pero existen países donde se ha registrado una incidencia importante de esta bacteria en sus cítricos (p.e. Túnez).

Los síntomas principales que produce en las hojas consisten en lesiones húmedas y ennegrecimiento del pecíolo que posteriormente se extienden hasta el nervio central de éstas, progresando a las ramitas adyacentes. Finalmente, las hojas se secan y enroscan, adquiriendo un color pardo-oscuro, y quedando firmemente adheridas al árbol durante un tiempo antes de caer eventualmente sin el pecíolo el cual se mantiene en las ramas. En los frutos se producen manchas necróticas, con aspecto de costra marrón-rojizo a negro (según variedades), ocasionalmente rodeadas por un halo clorótico. La manifestación de estos síntomas puede diferir también probablemente por las diferentes razas existentes de esta bacteria en el mundo.

Por último, debemos resaltar que aparte de los daños directos en las cosechas que todos estos patógenos pudieran producir en plantaciones, hay una consecuencia colateral importante a tener en cuenta, dado que supresencia supondría un freno a la comercialización por las medidas cuarentenarias que se aplican en distintos países.

GENERAL

Exportaciones de productos vegetales y el BREXIT

Los acuerdos firmados entre la Unión Europea y el Reino Unido conllevan un periodo transitorio para el pleno efecto de los requisitos fitosanitarios, que supondrán la obligatoriedad de acompañar las mercancías vegetales, productos vegetales y otros objetos con un certificado fitosanitario para su entrada.

Este primer periodo se inició el 1 de enero de 2021 y afecta a los denominados Productos de Alta Prioridad (en adelante PAP) que fundamentalmente son el material vegetal destinado a la plantación, las patatas de siembra y consumo, semillas de algunas especies (castaña, chili, tomate, girasol, alfalfa, cebolla, puerro, judías, guisante verde, haba, colza, mostaza blanca, soja y lino), madera y maquinaria agrícola usada por el riesgo que esta última tiene para portar tierra.

Todos estos productos tienen que ir acompañados obligatoriamente de un certificado fitosanitario que es expedido por los funcionarios del Ministerio en los Puntos de Inspección Fronteriza en origen, el cual certifica que el material ha sido inspeccionado y se considera libre de organismos de cuarentena y otras plagas del país importador.

Estos certificados en ocasiones contienen unas atestaciones fitosanitarias o declaraciones adicionales que aseguran el cumplimiento de una serie de obligaciones respecto a un determinado organismo nocivo, tales como; partida libre, zona de producción, tratamiento fitosanitario previo al embarque, etc.

Estas atestaciones o declaraciones adicionales se certifican previamente a la emisión del Certificado Fitosanitario por el Servicio de Sanidad Vegetal de la Región de Murcia, cuando las exigencias fitosanitarias están referidas a la zonas o parcela de producción libre de un organismo nocivo (no para el caso de país libre) o el establecimiento de un determinado tratamiento obligatorio control durante el ciclo productivo. En resto de los casos la certificación como partida libre, país libre o tratamiento previo al embarque corresponde al Ministerio de Agricultura.

Una vez expedido este certificado fitosanitario internacional (modelo normalizado) se enviará al importador en el Reino Unido, el cual hará lo que se denomina una pre-notificación en el sistema PEACH, para lo cual se tieneque dar de alta previamente y adjuntar el certificado remitido.

Esta pre-notificación sirve para hacer una evaluación del riesgo de las partidas introducidas para las Autoridades Fitosanitarias en el Reino Unido.

La mercancía en el punto de entrada (en destino) será sometida a un control documental en remoto, así como controles de identidad, donde se comprobarán los aspectos que figuran en el certificado fitosanitario y en la pre-notificación como los kilogramos de producto, productor, exportador, etc., así como un control físico en el punto de entrada o de destino, en el caso que así lo haya solicitado previamente el importador.

Los controles serán realizados en destino por inspectores de semillas y sanidad vegetal (PHSI) de la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal (APHA) en Inglaterra y Gales. Mientras que en Escocia se encarga el SASA.

Es importante recordar también que todos los embalajes de madera tienen que cumplir con la norma NIMF15.

El listado de los productos (PAP) que son afectados en esta primera fase se pueden consultar en el siguiente enlace:
https://www.gov.uk/government/collections/importing-and-exporting-plants...

Respecto a los requisitos fitosanitarios exigidos para estos PAP se pueden consultar en el siguiente enlace:
https://www.legislation.gov.uk/uksi/2020/1482/schedule/2/made

Este sistema será extensivo para el resto de vegetales y productos vegetales distintos de los clasificados como de alta prioridad a partir del 1 de abril (segundo periodo), y obligatoriamente tendrán que ir acompañados de un certificado fitosanitario a excepción de: piña, kiwi, coco, cítricos, kumquat, naranja amarga, kaki Persimon, durian, frutos (cápsulas) de algodón, hojas de curry, bananas y plátanos, mango, dátiles, fruta de la pasión y guayaba que están exentos.

Por lo tanto, hasta la llegada de esta fecha de 1 de abril de 2021, el resto de los vegetales y productos vegetales distintos de los considerados de alta prioridad no precisaran de certificación fitosanitaria o pre-notificación. En caso de que las partidas salgan desde el Reino Unido a un país tercero (no comunitario) es posible que el importador solicite un certificado fitosanitario que se denomina previo a la importación.

Este certificado solo se expedirá en estos casos y para ello se deben de poner en contacto con este Servicio al objeto de indicar a quién le corresponde su emisión; si a la Comunidad Autónoma o al Ministerio de Agricultura, para lo cual el importador debe facilitar los requisitos fitosanitarios llamados declaraciones adicionales que hay que certificar.

Para terminar, debemos recordar que previamente a todo lo anteriormente explicado el exportador nacional (español) debe haberse registrado previamente en la aplicación CEXVEG en los plazos y forma previstos en las respectivas campañas, tal como venimos informando desde este Servicio a través de la información remitida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

ESTADO SANITARIO DE LOS CULTIVOS

Semana nº 51 (del 14 al 20 de diciembre de 2020)

CÍTRICOS

Mosca de la fruta
Situación similar a la semana anterior. Solo cabe destacar un pequeño repunte en capturas, debido al
buen tiempo de la última semana. No obstante, la inercia general de descenso progresivo que apuntábamos la
semana pasada en el vuelo se mantendrá dado que la temperatura mínima para su desarrollo está en torno a los
10º C, reduciendo de este modo sus daños en las plantaciones.

Piojos

Las capturas de piojo rojo mantienen una curva descendente, siendo las poblaciones de machos adultos
actualmente relativamente bajas en la mayoría de estaciones. No obstante, como suele ser habitual aún
tenemos algún caso donde las capturas son algo altas, si bien en el resto el resto el descenso ha sido muy
acusado en estos últimos días. Respecto al porcentaje de formas sensibles (L1+L2) presentes, en piojo rojo
tenemos valores bajos (20-30%), mientras que en piojo blanco tendríamos valores todavía algo superiores,
llegando en algún caso al 50%.

Acaro oriental

Recordamos que, a pesar de las condiciones ambientales imperantes en esta época con temperaturas
cada vez más bajas, la presencia del ácaro oriental es alta en muchas de las explotaciones de cítricos sobretodo
en las zonas de producción más cálidas de la Región, caso por ejemplo del Campo de Cartagena. Fácilmente
puede ser observada en el haz de las hojas junto al nervio central.

UVA DE MESA Y VIÑA

Enfermedades fúngicas de la madera

Nos encontramos en época de poda para estas especies y, por tanto, es un buen momento para prestar
atención a la prevención de enfermedades fúngicas de la madera como la Yesca, Eutipiosis, De Petri, Pié Negro,
etc.
Es muy común encontrar plantaciones adultas con cepas afectadas en mayor o menor medida por este
tipo de enfermedades, pero en los últimos años también nos encontramos con plantaciones muy jóvenes que
muestran síntomas de enfermedad desde el principio, con los graves problemas que esto puede representar.

En algunos viñedos, ello puede llegar a obligarnos a realizar un arranque anticipado de la plantación
debido a la disminución progresiva en el rendimiento, acortando su vida comercial. En otros casos además, estas
afecciones también pueden llegar a afectar negativamente a la calidad de la cosecha. Por tanto, merece la pena
tomarnos muy en serio la poda de cara no favorecer estas patologías en nuestras plantaciones.

Estas enfermedades son causadas por hongos patógenos vasculares que alteran el interior de la madera,
disminuyendo progresivamente la capacidad de la vid de realizar el transporte de la savia, llegando a producir
necrosis o bien pudrición seca. En nuestros viñedos, con frecuencia el síntoma se muestra con un
oscurecimiento o esponjamiento de partes de la madera. Existen diversos hongos que pueden estar presentes
en las distintas etapas y zonas de evolución de la patología. Incluso en muchos casos lo que existe en realidad es
una incidencia conjunta de varias especies de hongos actuando a la vez, produciendo varios síntomas distintos
en la madera que se aprecian, entre otros aspectos, por su color y textura.

Por todo ello, resulta imprescindible establecer medidas preventivas. Entre éstas tenemos las
relacionadas con el material vegetal, recomendándose antes de realizar una nueva plantación que se utilice
material vegetal sano y con garantías, mediante la adquisición de planta de viveros debidamente registrados
para vid y que esta planta proceda de material base debidamente controlado y analizado. Aparte de eso, una
vez recepcionado es bueno comprobar que la planta tiene un buen desarrollo (sin presencia de necrosis o raíces
quebradizas) y distribución de raíces, así como una buena cicatrización del callo (unión patrón-injerto).
Si se realizan re-injertas, debemos aplicar el mismo criterio anterior, recurriendo a material vegetal que
esté debidamente garantizado.

Además, debemos recordar el riesgo de plantar vid en parcelas que tenían el mismo cultivo en los últimos
años, siendo lo ideal dejar un periodo de descanso (sin cultivo) o con otras plantaciones intermedias que
favorezcan la desaparición de estos patógenos del suelo, de lo contrario corremos el riesgo de heredar todos los
problemas de la plantación anterior en la nueva.

En plantaciones establecidas la poda es una de las labores que nos puede permitir luchar contra el
problema, siendo una de las medidas más eficaces a aplicar la desinfección de herramientas de poda, para ello
se debe:

- Realizar la desinfección de herramientas con alcohol de quemar (70º), con lejía diluida en agua al 50% o
usando otros productos comerciales para este fin.
- Podar con tiempo seco y dejar 4-5 días sin podar después de una lluvia.
- Si se observan brazos con algún síntoma sospechoso, cortar hasta encontrar la parte con material
vegetal sano (color normal de la madera).
- Si se realizan cortes grandes, realizar estos lo más trasversal y recto posible para conseguir el menor
tamaño de la herida y que facilite el drenaje del agua de lluvia, además de aplicando algún fungicida o mástic
cicatrizante que evite la entrada de estos hongos.
- Arrancar y eliminar de la explotación a la mayor brevedad posible las plantas afectadas y muertas.
- Extraer de la parcela los restos de poda y destruirlos con prontitud.
- En caso de triturado y enterrado de los restos, conseguir un desmenuzado intenso y enterrar hasta
cubrir. Complementariamente, puede añadirse calcio para facilitar su degradación y eliminación de patógenos, o
bien alternativamente materia orgánica fresca que sirva como fuente de microorganismos antagónicos y acelere
su degradación.

- Para evitar la dispersión de estos hongos de la madera, especialmente si se observan síntomas claros, a
la vez que para reducir el periodo de infección a través de las heridas de poda, inmediatamente después de la
poda se puede realizar una aplicación con algún fungicida de tipo cúprico
Por último, una vez tenemos el problema establecido, aparte de su identificación, debemos consultar con
personal técnico qué productos, si los hay, pueden ser más eficaces para su control específico. Una alternativa a
los tratamientos fitosanitarios convencionales a base de fungicidas, son los productos formulados a base de
hongos antagonistas como puede ser el caso de las Trichoderma spp. aunque su efecto es más a medio o largo
plazo.

En este caso, debemos tener en cuenta que se trata de un organismo vivo, por lo que es muy importante
que estas aplicaciones se practiquen en las condiciones indicadas en la etiqueta por el fabricante.

GENERAL

Nueva información relevante: BREXIT

Conforme se vaya recibiendo información sobre los aspectos más significativos relacionados con la
implicación de la salida del Reino Unido de la Unión Europea os iremos informando.
Recientemente ha salido publicada la normativa de Reino Unido relativa a Sanidad Vegetal: “Statutory
Instruments “(SI) No 1482 y No 1527, que podéis ver con más detalle en los enlaces
https://www.legislation.gov.uk/uksi/2020/1482/schedule/2/made

A partir del 1 de enero de 2021, los vegetales y productos vegetales considerados de “alta prioridad” son
aquellos que principalmente van destinados a la plantación y la patata, tanto de siembra como de consumo
tiene que ir acompañados de un certificado fitosanitaria internacional. En el mencionado enlace se establece
para cada uno de estos productos los requisitos fitosanitarios establecidos por el Reino Unido, en lo que se
denomina declaraciones adicionales. En breve se dispondrá de una tabla elaborada por el Ministerio de
Agricultura donde se recogerán las distintas exigencias que el material vegetal y los productos deben cumplir
para su entrada.

Es importante conocer unas determinadas cuestiones, para el buen funcionamiento y evitar retraso a la
hora de realizar las atestaciones fitosanitarias previas antes de la expedición del certificado fitosanitario
internacional por las autoridades del Ministerio de Agricultura en el punto de inspección fronteriza donde se
revise la mercancía:

1. Todos los exportadores deben estar registrados en la aplicación CEXVEG
2. Si las declaraciones adicionales (requisitos fitosanitarios que hay que cumplir y se reflejan en el
certificado fitosanitario) son referidas a:
a) Zona de producción libre de un organismo nocivo.
b) Cuestiones fitosanitarias como tratamientos fitosanitarios durante el ciclo productivo.

Antes de la revisión de la mercancía, en el punto de salida, se debe realizar por parte del Servicio de
Sanidad Vegetal de la CARM una atestación fitosanitaria donde se compruebe y verifiquen estas
exigencias, la cual será entregada a la hora de despachar la mercancía y será recogida en el
certificado fitosanitario internacional.

3. Si las declaraciones adicionales son referidos a:

a) País libre de un organismo nocivo.
b) La partida se encuentra libre de un organismo nocivo.
c) Realización de un tratamiento de frío o fitosanitario previo al embarque.
No se requerirá ninguna atestación fitosanitaria por parte de la Comunidad Autónoma y
directamente se revisara y certificaran las exigencias fitosanitarias, previa revisión de la mercancía en
los puntos de inspección fronteriza por parte de los compañeros del Ministerio de Agricultura.

La mayor afección a la exigencia de certificados fitosanitarios para el Reino Unido se producirá a partir del
1 de abril, ya que afectara a la mayoría de frutas y hortalizas, también es importante indicar que estos
certificados fitosanitarios, salvo que se acuerde otras cuestiones, se tienen que realizar sobre cada uno de los
envíos. Por lo tanto, se deben extremar con carácter previo las notificaciones a través de la aplicación CEXVEG.

Servicio de Sanidad Vegetal
Dirección General de Agricultura, Industria
Alimentaria y Cooperativismo Agrario
Plaza. Juan XXIII nº 4 30.008 Murcia
Tlf. 968 36 54 39
sanidadvegetalmurcia@carm.es